© Carmen Cañadas,
todos los derechos reservados

Built with Indexhibit






La obra de Carmen Cañadas nos recuerda el naturalismo caravaggesco. Su manejo virtuoso del claroscuro nos muestra cómo acentúa los contrastes en las zonas iluminadas sobre fondos neutros, que se pierden en la oscuridad y donde no se intuyen espacios. En contraste, realza casi de forma violenta rostros, manos, telas, con focos de luz lateral, que inciden sobre las superficies realzando los volúmenes.

En sus "máscaras", pinturas de pequeño formato en las que retrata personajes anónimos para el observador de su obra, nos muestra no sólo su gran dominio con el dibujo y el color, también su capacidad de observación, pues es capaz de trasmitir el carácter de sus modelos de forma certera.

Su temática es actual y crítica con los estereotipos sociales. Cañadas plasma en sus óleos, sin temor alguno, sus desavenencias con la sociedad, haciendo que sus mensajes no pasen inadvertidos. Esto hace también, que nos descubra su propia personalidad en su obra.

En resumen, Carmen es una pintora con talento, de gran maestría técnica, capaz de mostrarnos al ser humano tal cómo es, sin ningún tapujo.


Carlos Quintana